jueves, 1 de diciembre de 2011

La inmadurez

Siempre voy a tener la cabeza llena de historias.
Tendré, pues, que narrarlas.

1 comentario:

Elena Lechuga dijo...

Pero que sea aquí, para disfrutarlas.