martes, 3 de agosto de 2010

About a girl

Lo cómico del asunto es que ni siquiera le importé lo suficiente como para que me rompiera el corazón. Me lo tuve que romper yo solito.

2 comentarios:

María Mercromina dijo...

como me suenaaaaaaaaa

José Riqueni dijo...

ese soy yo