miércoles, 30 de diciembre de 2009

Las verdades del barquero

Suele ocurrir que a la mujer le interese el poeta, pero no el hombre. Cosa que tanto el hombre como el poeta consideran una putada.

2 comentarios:

María Mercromina dijo...

también puede ocurrir al revés
Encantada, me quedaré en tu blog

POLIE dijo...

de acuerdo con maria, estupendo blog.
Saludos