viernes, 4 de mayo de 2007

Querida:

Te escribo lejos de todo. Nací cuando Argentina era campeona mundial de fútbol, muero cuando lo es Italia. Entre esos dos hechos tan irrelevantes han pasado innumerables cosas. Entre ellas, mi vida, finalmente tan anónima como me negaba a creer cuando era joven y estaba lleno de sueños. Los sueños, ya lo sabes, murieron lentamente por el camino, casi sin hacer ruido, como si yo mismo los sustituyera por los días grises.

1 comentario:

cecilia_lisbon dijo...

Tengo que felicitarle por escribir tan bien.