sábado, 5 de agosto de 2006

De nuestro gobierno en el exilio

Lo he hipotecado todo en sueños de legitimidad, pero no volveré a reinar, aunque sea la atracción principal en todas las fiestas. Sólo estoy buscando otra manera de venderme al comunismo internacional o al gran capital. No necesito más que una copa llena.

1 comentario:

lokura dijo...

llena de esperanza si te place ¿?
besos