domingo, 6 de noviembre de 2005

Balance

Lo nuestro podría haber sido precioso. Pero no lo fue.

1 comentario:

Mar dijo...

Sí, es cierto, siempre pudo ser.Tengo la certeza de que nada nunca será.cometer los mismo errores una y otra vez. Es una condena o algo así.